La SAI propone

Apreciados amigos y favorecedores de nuestra querida Sociedad Antiqueña de Ingenieros y Arquitectos .

La importancia de que conozcamos y divulguemos los avances que se están dando en nuestra región y en nuestro país en la infraestructura.

Hemos tenido la fortuna de participar, a nombre de la SAI, en una serie de eventos, muy importantes, en los cuales hemos podido conocer, de forma cercana, los importantes avances que el actual gobierno nacional, el gobierno departamental y el municipal, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá desarrollan en todo lo que tiene que ver con la infraestructura.

El Liceo Antioqueño me formó en los valores intelectuales y principios que han marcado mi periplo vital. Unos eminentes profesores de matemáticas, así como de ciencias naturales y humanistas me mostraron los amplios horizontes del conocimiento. La pasada semana tuve un emocionante encuentro con mis compañeros bachilleres del Liceo Antioqueño de la Universidad de Antioquia promoción 1959, en el cual fui invitado a compartir algunas de mis vivencias de aquella nostálgica época de la década de los años 50, y lo que significó El Liceo en nuestra formación y vida de adultos.

Mi intervención que quisiera subtitular “Desde Lourdes a La Facultad Nacional de Minas”, empezó trayendo a mi memoria el tránsito, vía El Liceo, desde la pequeña parcela localizada en la parte alta de lo que hoy se llama la comuna nororiental de Medellín, donde nací y viví mi infancia y juventud, y mi segunda Alma Mater, donde adelanté mis estudios profesionales. Un niño criado bajo la cultura campesina de la zona cafetera, que mi madre mantuvo intacta como originaría que era del suroeste antioqueño. Fusión de dos culturas, la de mi madre y la de mi padre, un albañil del Camellón de Guanteros, barrio próximo al centro de esta naciente ciudad donde se asentaron los artesanos desde mediados del Siglo XIX.

Recientes sucesos como la reciente evacuación de edificios residenciales por su peligrosa inestabilidad, las inundaciones y derrumbes que exigen el desplazamiento de poblaciones enteras, los bloques de carreteras por los innumerables casos de inestabilidad de los cortes, etc., pensar que se está fallando en la verdadera PREVENCIÓN de los hechos.

En este escrito se considera que PREVENCIÓN es: "preparar con antelación lo necesario para un fin, es anticiparse a una dificultad".

¿Quieres ser socio de la SAI?

Comunícate con nosotros y te brindaremos la información necesaria para que seas parte de nuestro equipo.