Hoy me dirijo por última vez, a todos los queridos socios de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos - SAI, en mi calidad de Presidente. Sea entonces esta la oportunidad para agradecerles la paciencia con la que durante mi gestión recibieron semanalmente este mensaje que no tenía otra pretensión diferente a darles a conocer una opinión personal sobre asuntos generales que consideré que podrían ser de importancia para la SAI.

A quienes me alentaron para que mantuviera este mensaje, mi más profundo agradecimiento por sus constantes comentarios en tal sentido.

A quienes por alguna circunstancia esos mensajes les pudieron resultar ofensivos les presento mi más profundas disculpas, pues el de ofender, tengan la absoluta certeza, nunca fue mi intensión.

De la SAI en todos sus estamentos, socios, Junta Directiva y empleados me llevó unos gratos recuerdos por su apoyo, consideración y respeto por todas las decisiones que me correspondió tomar.

A nuestro nuevo Presidente SAI, el arquitecto Martín Alonso Pérez Pérez los mejores augurios y el ofrecimiento de toda mi colaboración.

A todos muchas gracias.

 

Con una gran acogida por parte de los socios se llevó a cabo la asamblea general ordinaria de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos – SAI en la que la Presidencia, la Junta Directiva y la Dirección Ejecutiva presentaron el informe de la gestión realizada durante el año 2013. Gestión ejecutada bajo la magistral dirección del ingeniero Álvaro Villegas Moreno, quien se propuso celebrar el primer centenario de la SAI con toda la dignidad que tal acontecimiento merecía; y bien que lo logró tal como se pudo constatar con el informe presentado.

Durante las dos últimas semanas hemos tenido en la SAI dos eventos que han sido de especial significado para nuestro gremio. El primero fue el lanzamiento de los libros “Cien años de la Ingeniería Antioqueña y Protocolos de la SAI sobre el futuro de Antioquia”, estos libros representan el pasado y el futuro de nuestro gremio, dejándonos a nosotros la realidad de un presente que debemos asumir con liderazgo en procura de la defensa del ejercicio responsable de nuestras profesiones, esta es una tarea que debemos desarrollar todos los socios. El segundo evento fue la invitación formulada a los estudiantes de ingeniería y arquitectura para que, de primera mano, conocieran nuestro gremio el cual contó con una nutrida asistencia. Este evento preparado por jóvenes y para jóvenes pretende proyectar a la SAI a la sociedad y lograr la vinculación de los ingenieros y arquitectos desde las etapas tempranas de su formación.

Proponer la creación de la región Noroccidental de Colombia fue una de las conclusiones del “Tercer Encuentro de la Ingeniería Chocoano-Antioqueña” llevado a cabo el pasado 30 de abril de 2014, en las instalaciones de la SAI, con la asistencia de más de sesenta personas entre los que se contaba un grupo de más de veinte proveniente de la ciudad de Quibdó y con la asistencia del Presidente y Vicepresidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros SCI y varios miembros de su junta directiva.

Con  gran satisfacción, para nuestra asociación, hemos iniciado el programa académico de capacitación del 2014. El tema escogido, la interventoría de obras de infraestructura, fue de gran aceptación dentro de la comunidad profesional de la región que tiene relación con el tema. Se copó la capacidad física de nuestro auditorio más grande y nos vimos en la necesidad de tener que cerrar las inscripciones; lo cual necesariamente nos llevará a analizar la posibilidad de repetirlo en el corto plazo. La SAI le ha dado al curso una orientación totalmente práctica pretendiendo con ello desarrollar en los ingenieros, arquitectos, tecnólogos y técnicos, sin importar su especialidad, las competencias básicas mínimas necesarias que les permitan cumplir cabalmente con la función de interventor de forma adecuada y manteniendo los principios éticos que rigen el ejercicio de cualquier profesión.

El VIII Seminario Andino de Túneles y Obras Subterráneas realizado por la SAI, fue la oportunidad propicia para reflexionar, no solo sobre los aspectos técnicos relacionados con el diseño, construcción y operación de túneles en diferentes escenarios del mundo, sino también sobre lo que puede denominarse, a nivel más local o regional, como el desarrollo de la “Cultura del Túnel”. Dotar al país de una infraestructura moderna de vías de comunicación que le permita atender adecuadamente los retos de una nueva aldea global, implica necesariamente, que para las zonas de montaña, este desarrollo de infraestructura, con dobles calzadas y altas velocidades de diseño, deba llevarse a cabo a través de túneles y viaductos. En el pasado hemos asociado los túneles más a los desarrollos de los proyectos hidroeléctricos que a los proyectos viales, pues bien llegó el momento de que nuestras vías cuenten dentro de su desarrollo con esta alternativa; no hacerlo es perpetuar el subdesarrollo.  

¿Quieres ser socio de la SAI?

Comunícate con nosotros y te brindaremos la información necesaria para que seas parte de nuestro equipo.

Inscríbete a nuestras noticias