Portal de empleo Sala de prensa Contáctenos Preguntas frecuentes
PSE   PSE Cómo llegar   Cómo llegar Llámanos   Llámanos Escríbenos   Escríbenos

La cercanía a nuestra sociedad

Mensaje del Presidente de la SAI

Quiero resaltar la importancia de que todos nosotros: socios, amigos, aliados, sintamos mucha cercanía con nuestra SAI. Necesitamos mucha fortaleza para salir adelante en este año 2021. Parecía que no iba a ser tan duro como el año 2020, pero la realidad nos ha golpeado duramente con la crítica situación que enfrentan nuestra ciudad, nuestro departamento y el país con el Covid-19.  Es así como nos vemos enfrentados a otro año en el cual la virtualidad parece que va a ser el canal de expresión para nuestras actividades.

Les queremos pedir que nos apoyen en todos los notables esfuerzos que estamos haciendo para desarrollar nuestras actividades. Les pedimos que se dejen atraer por ellas, que asistan a nuestros seminarios y a Expo-Túneles, que asistan a nuestros cursos. Les pedimos que los divulguen entre sus contactos y que nos ayuden a gestionar patrocinios.

Queremos invitarlos a consultar nuestros boletines NOTISAI, incluyendo este mismo, para que tengan información sobre las actividades de la SAI y sobre la forma en que se pueden asociar con ellas. Igualmente, a que visiten nuestra página web, en la cual tenemos archivos de todo lo que hacemos y de los eventos a realizar.

¿Cómo no insistir en que ustedes, apreciados socios, contribuyan a nuestra SAI con su cuota anual como socios SAI? Es de vital importancia. Contamos con todas las facilidades para que puedan aportar a nuestro gremio, que tantas oportunidades de contacto y de crecimiento ofrece para todos y que está presente en los grandes temas de nuestra región a través del trabajo comprometido de su junta, de sus comisiones y capítulos de trabajo y de todos ustedes, nuestros socios.  

Quiero ahora reflexionar sobre el significado de la SAI, de nuestro gremio, como una red, como un conjunto de uniones entre elementos que le confiere un carácter especial a dichos elementos. La red genera la unión. La unión genera la fuerza y aumenta la capacidad de los elementos individuales, que unidos en red son especialmente potentes. Es por eso que nos agremiamos.

La red genera el movimiento colectivo e interdependiente de los elementos. Este movimiento colectivo es impredecible y sorprendente y genera una mezcla de impulsos a la vez desbordantes y prudentes. Es un movimiento que tiene en cuenta al otro y que sincroniza los anhelos colectivos.

La red genera la cercanía. Cuando somos parte de una red, se manifiesta la empatía entre todos nosotros, como una frecuencia especial, como una vibración de conexiones que sienten todos los elementos así unidos. Y esto no es una mera figura del lenguaje. Está en nosotros hacerla real por medio de las relaciones y de los contactos.

Estar en red, hacer parte de un gremio, genera estados de alerta. Entre todos nos volvemos conscientes, despertando tanto nuestra conciencia individual, como la colectiva. En esta forma nos alertamos y crecemos. Cada escrito de cada uno de nosotros, cada intercambio, es un llamado al crecimiento, al conocimiento. Por eso hacemos seminarios, y damos charlas, y publicamos artículos y nos pronunciamos.

En esta forma nuestra red va creando un lenguaje común. Lo hemos hecho durante más de 100 años. Velamos porque sea un lenguaje armónico y sabio, que estimule el aprecio colectivo y el bienestar individual de todos los miembros de esta red. 

La red contribuye a la solidaridad, ya que de alguna manera estamos unidos, con interés en los demás, con interés en el desarrollo de nuestras profesiones y del país.

Al estar en red, fluye la información, fluye el conocimiento, circulan los datos, los miembros se apoyan entre sí y hay múltiples oportunidades para todos los elementos. Surge el pensamiento creativo bajo la mirada apreciativa del otro.

La red es inteligente. Contiene múltiples caminos y múltiples lecciones que se van aprendiendo. Una red de conexiones entre elementos permite interpolar, extrapolar, proyectar, concluir y construir un mundo nuevo.

La red es imaginativa. La vecindad del otro conectado estimula imágenes y nuevos significados. Es que la red es creativa y permite hacer declaraciones colectivas que convocan visiones valiosas y nuevas realidades. Se facilitan los proyectos y las ideas. Se facilita el apoyo colectivo. Se comparten las nuevas realidades.

En red se facilita el enfrentarse a los retos y contestar las grandes preguntas y plantear los grandes proyectos. Esto se logra por la gran capacidad que existe para que los grupos humanos observen, estudien, analicen, se den cuenta, aprecien. Ello despierta la capacidad de vivir la realidad, para observarla sin prejuicios, de cambiar el mundo actual por un mundo mejor. Despierta la evolución de los elementos individuales y de la colectividad en la cual funcionan.

Todo esto es el sentido de una red. Por todo eso las personas inventan los gremios, las redes sociales, como redes de los amigos que pueden buscar objetivos comunes y valiosos. Nuestro nivel de conciencia colectiva se despierta en esta forma y descubrimos que podemos ser más sabios y más eficaces en red para manejar los escasos recursos existentes, para que el mundo sea mejor, para lograr un mundo mejor y más pleno de amistad y solidaridad.

Les invito a todos a leer estas sencillas palabras como una invitación a acercarse más a nuestra SAI, aprovechando las múltiples posibilidades de contacto. Podremos así salir de los desafíos de este año y de los que siempre se han de presentar.

Enrique Posada Restrepo

Presidente SAI

Leave a Reply