Portal de empleo Sala de prensa Contáctenos Preguntas frecuentes
PSE   PSE Cómo llegar   Cómo llegar Llámanos   Llámanos Escríbenos   Escríbenos

“Dentro 5 o 10 años debe haber plantas Waste To Energy en las grandes ciudades de Colombia”

La Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos se prepara para realizar la III Conferencia Panamericana Waste To Energy, los días 2, 3 y 4 de diciembre. Colombia y la SAI reunirán durante tres días, de forma virtual, a expertos de Europa, Estados Unidos, Asia, Estados Unidos y del Banco Mundial para que compartan sus conocimientos y experiencias en materia de plantas Waste To Energy, que pueden ser replicadas en las grades y pequeñas ciudades de América Latina y nuestro país.

El ingeniero Walter Ospina, coordinador del Consejo WTER Colombia, que lidera el evento, no duda de que se trata de una oportunidad especial de capacitación para los alcaldes y funcionarios públicos, responsables de trazar directrices y crear normas en materia de recolección y disposición de residuos.

Con el ingeniero Ospina tuvimos la siguiente entrevista.

 – ¿De qué hablamos cuando hablamos de Waste To Energy?

-Hablamos de valoración energética de residuos. Estos pueden ser sólidos e inclusive líquidos.

– ¿En qué consiste esa valorización energética?

-En aprovechar la energía almacenada en los residuos y recuperarla mediante un proceso, térmico o biológico. El biológico consiste en fermentar o, dicho en términos técnicos, someter a un proceso de digestión anaeróbica residuos como los orgánicos para producir biogás. Este sirve para producir electricidad y gas natural, que puede usarse en las redes domiciliarias y en vehículos.

– ¿Qué diferencia la tecnología WTE de otros procesos de recuperación de residuos?

-Existen procesos como el reciclaje, que hacen una recuperación de materiales que se pueden volver a emplear en la industria, para volver a fabricar otros productos.  Pero ese no es un proceso de valorización energética, sino de valorización de materiales.

¿Desde cuándo existe la tecnología WTE?

-Primero hay que hablar de los residuos sólidos de los municipios, que van a los rellenos sanitarios. Desde el siglo XIX se construyeron en Inglaterra y en Estados Unidos las primeras plantas de incineración de residuos. Antes de la II Guerra Mundial y durante ella se suspendieron y desmontaron muchas de estas plantas, y empezaron a crearse normas más exigentes sobre su operación. Muchas desaparecieron debido a la contaminación que generaban. En Estados Unidos desaparecieron mucho, pero en Europa se dieron a la tarea de perfeccionar la tecnología para hacer la incineración, y hoy en día es la tecnología más aplicada en el mundo: incinerar o hacer combustión directa de los residuos solidos de los municipios. En esto están combinados la parte orgánica, que es la que produce los lixiviados, y la que no lo es, como el papel, la madera inmunizada o el cuero, que son residuos que tienen componente orgánico, pero además elementos químicos y aditivos y fibras de hidrocarburos, que es material orgánico no natural.  Pero las cáscaras de frutas, legumbres, restos de comida de hogares y restaurantes, sí se consideran sólidos orgánicos, que, al descomponerse, al aire libre o enterrados en los rellenos sanitarios, producen lixiviados y gas metano, que no son bueno para el medio ambiente.

Entonces cuando se separan los orgánicos naturales de los restos de residuos que produce una ciudad o municipio, mejora el proceso térmico de combustión al hacerlo más eficiente. Esa es la tecnología que hoy se aplica mayoritariamente en el mundo. Orgánicos no naturales, como telas, cuero y otras cosas se someten a una combustión directa con poco oxígeno, que se llama gasificación, o para hacer una combustión sin oxígeno, que conocemos como pirólisis.

– ¿Las plantas WTE llegan para a reemplazarlos rellenos sanitarios?

-Las plantas WTE reducen el uso de rellenos sanitarios y preferiblemente deben instalarse donde hoy en día existen estos rellenos sanitarios, o cerca de ellos.  ¿Para qué? Para que ese relleno sanitario no se siga utilizando al 100% como relleno sanitario, sino que casi todos los residuos que se llevan a ese relleno pasen por una planta WTE. La planta WTE es de tal tamaño que es capaz de sustituir el relleno. La realidad es que una planta WTE son varias plantas. Se trata de un parque tecnológico ambiental, porque lo primero que tiene que haber es una planta que separe los residuos que hoy en día depositan los carros de las compactadoras y colectores. Allí hay una mezcla de residuos.  Deben separarse los orgánicos naturales para que vayan a otra planta donde se produzca el biogás. El biogás se compone fundamentalmente de gas metano, y como tal lo puedo utilizar para generar electricidad, pero si lo purificamos lo podemos convertir en gas metano casi puro, muy similar al gas que se comercializa. Si lo purifico suficientemente lo puedo inyectar a la red doméstica de gas o inclusive usar en estaciones de carga de vehículos a gas.

– ¿Este nivel de sofisticación de las plantas ya está creado?

-Existen. Europa tiene estaciones de biogás que le vende a las personas el biogás que se produce en los rellenos. O lo inyecta a la red domiciliaria de la ciudad. Es. común en Japón y Asia. China ha acelerado la construcción de plantas de biogás y de plantas de combustión enormemente, al punto que hoy en día fabrica y exporta este tipo de plantas para África y Latinoamérica.

– ¿Como está en el continente americano respecto a esta tecnología?

-Estados unidos tiene muchas plantas de incineración y muchísimas más plantas de biogás. Las plantas de biogás se usan desde hace mucho tiempo para procesar los residuos de la agricultura y de la industria agroforestal.  Por ejemplo, en Colombia hay varias plantas de biogás en las plantaciones de palma africana, que funcionan con el residuo orgánico del cultivo. Todo lo que queda después de procesar la fruta se puede llevar a una planta de digestión anaeróbica acelerada para producir biogás y energía eléctrica para el consumo de la propia plantación.

-O sea que la tecnología existe ya en Colombia.

-Sí. Huevos Kikes, del Cauca, tiene granjas de producción de huevos que producen 600 toneladas diarias de estiércol de pollo, conocido como gallinaza, que están procesando en unas plantas que producen biogás y biobanco.

-Sin embargo, lo común entre nosotros es que tengamos rellenos sanitarios…

-La solución que la mayoría de las ciudades quieren implementar, incluidos municipios pequeños de Antioquia y Latinoamérica, es el relleno sanitario por tema de recursos económicos. Es la alternativa de menos inversión inicial, pero a la larga es la solución más costosa. ¿Por qué? porque cuando se cierra un relleno sanitario, después de 15 o 20 años de operación, se tiene que continuar tratando el relleno para poder abandonar el lugar. Un ejemplo es la Curva de Rodas en Medellín. Hace más de 15 años se cerró, pero todavía Empresas Varias siguen manejando el lugar e invirtiendo dinero allí para garantizar que no afecte a la comunidad circundante. Moravia se cerró y la cantidad de dinero que hubo que invertir después para permitir que se hicieran parques, zonas de recreación y viviendas fue enorme. Pero esa cantidad de dinero nunca la sumamos ni la tenemos en cuenta a pesar de que es una inversión muy alta. ¿Por qué no hacer una inversión más alta al inicio, que luego me va a ahorrar mucho dinero cuando tenga que cerrar el relleno?  Desmontar una planta electromecánica es mucho más barato que hacer el plan de abandono de un relleno sanitario.

– ¿Las PTAR tienen un componente WTE cuando convierten en biogás parte de lo que entra a sus instalaciones?

-Sí. Las plantas de aguas residuales son el ejemplo de que las plantas de biogás existen hace mucho tiempo. Son las plantas donde se utiliza la materia orgánica de los humanos presente en los lodos. Estos se someten a una digestión anaeróbica acelerada, en biodigestores muy grandes de concreto, y se produce biogás que utiliza la propia planta. Es un ejemplo de que podemos aplicar esas tecnologías en la región.

– ¿Que es el Consejo Global WTER?

-El Consejo Global Waste To Energy (CWT) es un organismo que funciona en la Universidad de Columbia en Nueva York. Es el promotor de los Consejos WTE en varios países en el mundo. Entre ellos Brasil, Argentina, Cuba, México y Chile. Su función es promover la aplicación de las tecnologías de biogás y las tecnologías de combustión de residuos sólidos municipales.

– ¿En qué momento Colombia, Medellín y la SAI entran a participar en esta área?

-La conexión surge cuando se crea la ley 1715 en el 2014, que promueve las energías renovables.  En el artículo 18 de esa ley se dice que las energías provenientes de los residuos sólidos se consideran energía renovable, considerando en especial los residuos sólidos de los municipios. En ese momento surgió la necesidad de contar con una entidad que apoye científica y tecnológicamente la promoción de cómo se aplican esas tecnologías en otras partes del mundo, como Estados Unidos, Europa y Asia. Así se hizo el contacto con el profesor Nicholas Themelis, presidente del CWT, para que autorizara en Colombia la creación del capítulo de ese consejo en Colombia.

-El primer Congreso Panamericano WTE se realizó en Medellín 2016. ¿Qué ha ocurrido después, qué avances y resultados ha habido?

-A partir de ese primer evento y de otros proyectos que se han hecho desde el consejo WTER Colombia, como conferencias, asesorías y promoción de tecnologías, las grandes ciudades de Colombia comenzaron a hacer estudios de prefactibilidad y factibilidad para instalar plantar WTE y plantas de biogás en los rellenos sanitarios. Ejemplo Bogotá, Bucaramanga y Medellín. En estos momentos Bogotá acaba de sacar una licitación pública para los estudios de factibilidad de una planta WTE en Doña Juana. En Medellín, Empresas Públicas y Empresas Varias han hecho varios estudios utilizando consultores internacionales y apoyo económico del Banco Mundial.

– ¿El montaje de estas plantas exigen un terreno especial?

-Las plantas WTE ocupan entre 1 y 5 hectáreas. Mucho menos que las 100 o 200 hectáreas que puede ocupar un relleno sanitario. Por eso es que hablamos de que la disminución de la contaminación del suelo, de la aguas subterráneas y superficiales, es mucho menor con las plantas WTE que la contaminación que produce un relleno sanitario.

– ¿Por qué la inversión inicial en plantas WTE es alta?

-Debido a la cantidad de equipos electromecánicos que hay que comprar en el exterior en moneda extranjera. Pero como dije hay un momento en que las inversiones se equiparan.

– ¿Todo el equipo se fabrica en el exterior?

-Sí. Los fabricantes están en Europa, India, China, Japón y Estados Unidos. Muchos de ellos están maquilando esos equipos en China y en la India con sus propias marcas.

– ¿Las plantas WTE necesitan que en los hogares haya una separación de residuos o pueden recibirlos mezclados?

-Hay plantas de incineración que reciben los residuos mixtos. Tal como llegan del camión. Esas son plantas de incineración directa, muy grandes, porque los hornos donde se queman los residuos son muy grandes y necesitan un auxiliar para arrancar y para ello está el gas natural. Hay otras tecnologías, como las plantas de biogás en las que preferiblemente, los residuos orgánicos deben llegar separados de la fuente, del hogar o lugares de comida. Si en esas fuentes se usaran al menos las dos bolsas para separar los residuos (en otras partes del mundo utilizan varias), pero si aquí en Colombia adquirimos la cultura de separar en dos bolsas como pretende el gobierno nacional a partir del 1 de enero de 2021, sería maravilloso para esas plantas.

– ¿Las plantas de incineración son contaminantes?

-Sí, si lo permitimos. Toda combustión produce gas de combustión. Pero si se hace de forma controlada, con un sistema de purificación de los gases, se pueden capturar todos los contaminantes dañinos para que no vayan al aire.

– ¿Como tratan las plantas WTE el tema del plástico?

-Lo consumen como componente energético. Entre más plástico, mejor para una planta WTE, porque los plásticos tienen mucha energía química almacenada, proveniente de hidrocarburos.

– ¿Cuál es la perspectiva real de las plantas WTE en Colombia?

-En Colombia tenemos que hacer mucho trabajo de capacitación y de difusión de estas tecnologías, sobre todo entre los políticos y los funcionarios públicos de los municipios. En Colombia, Latinoamérica y el Caribe. Porque son funcionarios que a veces desconocen la existencia de este tipo de tecnologías y siempre buscan la solución más rápida, que es hacer un botadero de basura o un relleno sanitario. Hablamos de botadero cuando el relleno se escapa de control, y allí van a tiran de todo, en un hueco a cielo abierto. Los rellenos tratan en alguna medida de tener control para evitar mayor contaminación. Todos los funcionarios, los alcaldes tienen capacitarse para tomar las mejores decisiones en cuanto a la disposición final de los residuos municipales.

– ¿A mediano plazo cual es panorama?

-A mediano plazo se tiene que dar en las grandes ciudades de Colombia una cantidad de estudios de prefactibilidad y factibilidad, para luego hacer la contratación de las plantas WTE.

– ¿Y a largo plazo?

-Dentro de 5 y 10 años debe haber plantas WTE en las grandes ciudades de Colombia y Latinoamérica. De aquí al año 2030 las grandes capitales deben tener plantas de biogás y de incineración o combustión.

– ¿Qué debe hacer alguien interesado en este tema y quiera vincularse al Consejo WTE en la SAI?

-Si tiene conocimiento del tema y quiere hacer parte del Consejo WETR de la SAI solo tiene que venir hasta la SAI y se incorpora como ingeniero. Si no tiene conocimiento y quiere aprender del tema y es profesional de la Ingeniería o es funcionario público está cordialmente a nuestras sesiones.

– ¿Cuándo se reúne el consejo WTER Colombia?

-Normalmente una vez al mes.

– ¿Quiénes deben asistir a la III Conferencia Panamericana WTERT, que realizará la SAI el 2, 3 y 4 de diciembre?

-En primer término, alcaldes y funcionarios públicos responsables de la disposición final de los residuos sólidos municipales, así como ingenieros de las gobernaciones y del gobierno nacional responsables de esa misma función. En Colombia debe participar la Superintendencia de Servicios Domiciliarios, allí hay funcionarios, ingenieros y abogados, que tienen que ver con este tema y les corresponde trazar políticas, directrices y normas que deben cumplir los municipios.

Leave a Reply