Portal de empleo Sala de prensa Contáctenos Preguntas frecuentes
PSE   PSE Cómo llegar   Cómo llegar Llámanos   Llámanos Escríbenos   Escríbenos

“Los más interesados en el cuidado y mantenimiento de las cuencas de agua son los proyectos hidroeléctricos”

El ingeniero Eduardo Lopera Vieco, Coordinador de la Comisión de Energía de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos (SAI), invita a cuidar el agua y a aprovechar su abundancia en el país. Señala que Colombia debe crear un instituto del agua, una agencia que garantice el cuidado y mantenimiento de este vital recurso natural

Con el ingeniero Lopera Vieco  sostuvimos el siguiente diálogo.

-¿Cómo deberíamos ver los ciudadanos el tema del agua y qué papel deben cumplir en su manejo los sectores público y privado?

-El agua es un bien, algo que necesitamos todos, algo fundamental para la vida, para el desarrollo de la Humanidad, es uno de esos elementos sustanciales para todo. Tiene un problema grande: que no es un bien que lo tengamos disponible siempre de igual manera, sino que es un bien que necesita cierto manejo, porque depende de las condiciones climáticas. Todos sabemos que el agua abunda en invierno y escasea en verano. Partiendo de esas premisas creo que el Estado debe ser el ente regulador de los bienes del país, pero el Estado es un mal ejecutor. Eso se ha demostrado a lo largo de la historia de todos los países. Creo que el esquema que tenemos actualmente en Colombia es bueno, es un esquema público-privado, que permite que tanto el Estado como el privado puedan invertir en la generación de energía eléctrica o en el suministro de otros bienes, como acueducto. No olvidemos que en cifras redondas las tres cuartas partes del globo terráqueo son agua, el cuerpo humano es agua en un 70 %, así que realmente somos agua.

«Las tres cuartas partes del globo terráqueo son agua, el cuerpo humano es agua en un 70 %, así que realmente somos agua»

-¿Qué consecuencias tiene que en el mundo no esté equitativamente distribuida el agua?

-En Colombia somos bendecidos. El país está localizado en un lugar del planeta donde tenemos una gran disposición del recurso agua, y tal vez por eso no nos hemos dado mucho a la tarea de cuidarlo. Muchos países que están en otras latitudes, incluidas zonas tropicales, tienen zonas muy desérticas, muy complejas, donde el agua es difícil de encontrar, entonces el agua en esos sitios debe ser almacenada. Afortunadamente el hombre ha creado alternativas de almacenamiento. Cuando hice mi maestría en Colorado (Estados Unidos), ese estado era un desierto, casi irrecuperable. Pero a través de las oficinas de recuperación de terrenos, hoy vemos que Colorado es un estado próspero, pero porque se le llevó agua, necesaria para las actividades humanas. Entonces, donde no hay agua, se puede llevar, pero hay que hacer obras, sino quedarán zonas inaprovechables para el ser humano.

-¿Se enfrentará inevitablemente la Humanidad, como algunos lo pronostican, al conflicto por agua mientras la población aumente, la economía crezca y la competencia por el agua se intensifique?

-Es una pregunta que todos  nos hacemos, sobre todo en estos momentos de crisis. ¿Cuál es la máxima población que puede albergar el planeta? Según la documentación reciente que he leído, somos alrededor de 7 mil u 8 mil millones de personas y se dice que la capacidad máxima que puede albergar está entre 9 mil y 10 mil millones habitantes. Es un tema complicado porque los recursos del planeta no son infinitos. En Estados Unidos hay un dicho muy viejo: “Usted eventualmente le puede robar la mujer al granjero, pero no le toque el agua”. El punto es que tenemos que aprovechar el agua y cuidarla, es la única sustancia conocida que coexiste en tres estados físicos de la materia: sólido, líquido y gaseoso.

-¿Es Colombia una potencia en recurso hídrico?

-Sí es un país rico en agua, pero no siempre hemos sido cuidadosos con ella. La deforestación, el no cuidado de las cuencas hidrográficas, hace que el recurso se pierda de forma muy lamentable. Aunque existe reglamentación importante con respecto al agua, creo que Colombia está en mora de tener el Instituto del Agua, una agencia del agua, que la vigile. Dicen que las corporaciones ambientales son las encargadas de cuidar el agua, pero las corporaciones tienen ese nombre de autónomas, regionales, que a mí no me gusta, qué pena ir en contravía, pero el agua debe tener una política de orden nacional. Me tocó trabajar en República Dominicana donde tienen el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, el INDRHI, ¿por qué?, porque entienden que si no cuidan el agua se vuelven como Haití, donde han acabado con sus cuencas y sus ríos, y las situaciones son muy difíciles. Colombia debe cuidar sus recursos por naturaleza, como el agua, único y muy valioso, mediante el cuidado de sus cuencas. Dicen que los proyectos hidroeléctricos acaban con las cuencas. No señor, el más interesado en que su cuenca esté cuidada y bien mantenida es el que tiene su proyecto hidroeléctrico. Basta mirar todos los proyectos y embalses que tiene EPM, y veamos sus cuencas, son cuencas protegidas, cuencas que están permanentemente vigiladas. Lamentablemente la minería informal ha traído mucho daño a las cuencas y al país. Si uno vuela por el norte de Antioquia va a ver desastres ambientales y nadie habla de ellos.

«Colombia está en mora de tener el instituto del agua, una agencia que vigile el agua (…) el agua debe tener una política de orden nacional»

-¿Consumimos los colombianos agua de calidad?

-En Colombia, en particular en Antioquia, lo hemos hecho razonablemente bien. Cuando uno viaja por el mundo lo primero que aparece es la botella de agua. En Antioquia no es usual ver la botella de agua. Aquí tenemos buena agua, pero falta mucho por trabajar en estos temas como país, porque la cobertura no es total.

-¿Cuáles son las regiones colombianas con más problemas de agua?

-Diría que las zonas costeras y ciertos lugares montañosos, donde el Estado no ha llegado con fuerza. Sí se han desarrollado programas, muchos interesantes y con recursos, pero ya sabemos que muchos municipios no tienen la misma fortaleza, entonces pasa a veces que teniendo el recurso no hay manera de aprovecharlo bien, un problema complejo: tengo el agua pero no la tengo. Yo me puse a hacer el mapa de Antioquia y me dio por pintar todos los ríos y quebradas de la región y me dio un mapa todo azul, por la cantidad de agua que tenemos. Sin embargo, en Colombia no tenemos buen estudio ni distritos de riego para aprovechar todas las tierras con las que contamos.

«Yo me puse a hacer el mapa de Antioquia y me dio por pintar todos los ríos y quebradas de la región y me dio un mapa todo azul, por la cantidad de agua que tenemos»

-¿Son los proyectos hidroeléctricos verdaderamente una alternativa en Colombia y el mundo ante la creciente la demanda de energía?

-Sí son una alternativa. Vemos en todo el mundo que los proyectos hidroeléctricos se siguen haciendo. La intención de los gobiernos es seguir aprovechando el agua. No tiene sentido que un país rico en agua como Colombia no aproveche ese recurso. Está muy bien que tengamos una defensa clara del ambiente, de nuestro entorno natural, pero me parece que hay un cierto sesgo en el tema de los aprovechamientos hidroeléctricos porque supuestamente no son amigables con el medio ambiente. Pero está claro que todo proyecto durante su construcción para generar energía tiene un impacto en el medio ambiente. Los proyectos térmicos generan más impacto durante su operación que en su creación. Los proyectos solares, los eólicos, generan impacto en su construcción. En su operación dejan inhabilitadas grandes zonas. Una central hidroeléctrica ocupa espacio relativamente pequeño desde que no tenga embalses grandes, y ese es otro de los señalamientos que le hacen a las hidroeléctricas, los embalses.

Como decimos, el agua no es un recurso que esté disponible permanentemente y a toda hora. Supongamos que no va a haber más hidroeléctricas ni embalses en el planeta, entonces ¿cómo vamos a abastecernos de agua en tiempos de seguía y escasez? Tenemos que almacenarla. Si la naturaleza nos dice que escasea en verano y abunda en invierno, por qué no almacenarla si podemos. La energía solar se puede almacenar, pero es costoso. ¿Por qué no convivir con todos los sistema de generación y aprovechar todo lo que tenemos de riqueza en el país? Tener agua, y tenerla de forma abundante, sugiere que debemos aprovecharla. Eso sí, hagámoslo de una forma bien hecha. No significa que hagamos un proyecto y arrasemos con toda la naturaleza que haya alrededor, no. En eso el país ha avanzado bastante, se tienen normas. Eso es lo que se le pide a los sistema hidroeléctricos.

¿Qué le pide uno a la luz y el agua? Que no falten. Entonces no puede ser que algunos piensen que la luz se hace en el suiche, o que el agua se hace en la llave. Eso no es. Largo es el camino para que abramos una llave y salga agua. Largo es el camino, largo lo que hay que hacer para que al hundir un suiche salga energía.

«Largo es el camino para que abramos una llave y salga agua. Largo es el camino, largo lo que hay que hacer para que al hundir un suiche salga energía»

Estamos en un momento de la historia de la humanidad en el que tenemos muchas posibilidades de generar energía y deben aprovecharse inteligentemente. Si tuviéramos un país plano, pues haríamos proyectos solares, pero Colombia es un país montañoso y dificulta esas alternativas. En La Guajira están los grandes proyectos eólicos y solares, también en otros sitios, y, si se pueden hacer, maravilloso. Pero también aprovechemos el agua. No creo que una tecnología compita con la otra. Aprovechemos todas las posibilidades que tenemos.

-¿Cuáles son las fortalezas y debilidades en materia de centrales eléctricas en Colombia y Antioquia?

-Antioquia por su condición topográfica es muy propicia, porque las montañas y las rocas permiten embalsar las aguas. Desafortunadamente trabajamos con la naturaleza y a veces no se conoce exactamente cómo se va a comportar, pero hemos avanzado también en materia de ingeniería. La Ingeniería estudia y analiza, pero siempre hay factores de incertidumbre. En general Colombia tiene una ingeniería buena, con muchos años de aprendizaje y buena formación, lo que permitió un desarrollo hidrológico importante para el país. Tenemos pues condiciones para hacer proyectos bien hechos e importantes. Recalco que en las hidroeléctricas el agua no se consume, no se daña, se aprovecha simple y sencillamente la propiedad del agua de fluir, y se devuelve el agua al río. Hoy en día, con todos los temas ambientales, se están protegiendo las cuencas, los cauces aguas abajo e inmediatos de la presa, y se generan muchos beneficios.

«Hoy en día se están protegiendo las cuencas, los cauces aguas abajo e inmediatos de la presa, y se generan muchos beneficios»

-¿Cuál es su visión del tema Hidroituango?

-Lamentablemente cuando ocurre un problema la atención se centra solo en ese tema. Pedro si vemos la gran cantidad de proyectos hidroeléctricos exitosos que hay en el país veremos que son muchos. Por supuesto ha habido problemas, pero en comparación son muchísimos más los éxitos y los beneficios que los problemas. Para mí el caso de Hidroituango no tiene que ver con problemas técnicos, es un proyecto con muchos estudios y condiciones para realizarlo, pero hubo inconvenientes que se relacionan con condiciones presentadas durante su desarrollo, que obligaron a tomar decisiones que quizás no tuvieron los resultados esperados.

-¿Por qué es importante asistir al V Seminario de Centrales Hidroeléctricos que realizará la SAI los días 2, 3 y 4 de septiembre?

-Yo los invito a este seminario porque es una gran oportunidad para conocer y profundizar en este sector tan importante para el desarrollo del país como son las centrales hidroeléctricas. El agua la usamos para producir energía y los invito a saber más sobre este tema, que a todos nos involucra. Durante la jornada tendremos tres grandes bloques: el primer día vamos a hablar del agua, qué ofrece Colombia y por qué es importante aprovechar un recurso que tenemos. En el segundo día hablaremos de la reglamentación. Existen varias formas de producir energía y cuando se ponen todas a trabajar son importantes, pero los entes reguladores deben tener políticas claras y eficientes, en este caso el Estado colombiano, que es el responsable de la administración y manejo. En este momento hay grandes discusiones sobre la reglamentación. Sabremos de qué se trata todo este debate y queremos que lo conozcan. En el último día conversaremos de las innovaciones técnicas, que siempre se están generando alrededor del desarrollo de la industria de la hidroelectricidad. Todos están invitados, será un evento muy importante.

«Los invito al V Seminario de Centrales Hidroeléctricas, que celebraremos el 2, 3 y 4 de septiembre. Es una gran oportunidad para conocer y profundizar en este sector tan importante para el desarrollo del país»

*Eduardo Lopera Vieco es ingeniero civil de la Universidad de Medellín y tiene posgrado de Master of Science en Ingeniería Civil en la Universidad del Estado de Colorado, CSU, (Estados Unidos).Ha sido profesor de cátedra en la Universidad de Medellín en varias oportunidades. Trabajó en la empresa INTEGRAL S.A. como ingeniero de diseño, director de proyectos, gerente comercial y gerente de supervisión. Se desempeñó como Subdirector de Proyectos Metropolitanos en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA) y ocupó los cargos de Gerente Regional y Gerente Nacional de Infraestructura y Sector Público en Coninsa Ramón H. Participó, junto con la Compañía Colombiana de Consultores, en la fundación de la empresa PI ÉPSILON, Proyectos de Ingeniería Especializada, S.A.S., de la cual fue gerente hasta el mes de abril de 2018. Actualmente, es Asesor de la Gerencia de esta empresa.

Leave a Reply