La SAI propone

 

Los deslumbrados


Por: Tomás Castrillón Oberndorfer 

Como puede verse en el recientemente inaugurado Túnel de oriente, en la entrada y en la salida se construyen unos sistemas de iluminación que, gradualmente, buscan disminuir el efecto de deslumbramiento que sufren los usuarios al entrar o al   salir del túnel debido al cambio de luminosidad.

Es fácil imaginar que ese efecto de deslumbramiento, lo sufren muchos de los que viajan al exterior al ver muchas de las maravillosas obras de infraestructura que se ven en muchas partes, porque no se preparan adecuadamente para ver esos cambios de “luminosidad” cuando se hacen comparaciones con las obras de infraestructura local. Tampoco han inventado una “vacuna”, como la de la fiebre amarilla, para prevenir el mal. Y no se somete a los viajeros que regresan a una especie de cuarentena cuando ocurre su reingreso al país.

Es entonces que surge el síndrome de “confundir a Dinamarca con Cundinamarca”. Uno de los ejemplos más recientes ocurrió con el proyecto Parques del Río, en donde el “deslumbramiento” llevó a justificar la obra haciendo uso de muchos referentes inaplicables del exterior, y durante su desarrollo se vio que era palpable el abandono de cerros tutelares como el Nutibara y el Volador.

Más recientemente, ese efecto de “deslumbramiento” se vio con la imposición del “Urbanismo Táctico” y el estrechamiento de vías ya congestionadas y andenes, para dar cabida a ciclorrutas. Afortunadamente parece que el nuevo secretario de movilidad le dijo: “Adiós al urbanismo táctico”, pero ¡cuidado! Que ya se vino con otra “panacea”: la “Visión Cero”.

Desde hace mucho el ciudadano del común había expresado que la movilidad de Medellín tiene tres velocidades: “Despacio, más despacio y parada”. Esto parece estar confirmado con el advenimiento del nuevo secretario de movilidad quien aparentemente deslumbrado también “ha anunciado su intención de incorporar los principios de Visión Cero en su gestión” según trascendió en un diario local. Esto de la “Visión Cero” exige mucho análisis porque la primera pregunta que se ocurre es: ¿Equivale tal principio a la búsqueda de una velocidad de desplazamiento nula?

Según se informa, el principio se originó en Suecia y lo están considerando autoridades de Holanda y Australia. ¡Otra vez lo de Dinamarca y Cundinamarca! Pero la mayor perla de ese sistema es que: “la responsabilidad de los siniestros viales pasa de los individuos al sistema”.

También les ha dado por suprimir los puentes peatonales. En estas columnas se ha sostenido siempre que los puentes peatonales deben ser estéticamente agradables con el entorno y amables y funcionales con el usuario, lo cual no se cumple en muchos de ellos. Fuera de eso han carecido de mantenimiento y seguridad y en consecuencia no se usan. Pero el argumento que usan ahora es que: “usuarios como una señora embarazada o cargada de paquetes, o un minusválido tienen muchas dificultades para usarlos”, Con ese argumento no se debía impulsar tanto a las bicicletas, porque ni la señora embarazada ni el discapacitado tienen facilidades para usarlas. Muy contradictoriamente el nuevo funcionario dice: “El principio es permitir absoluta libertad para que todas las personas se movilicen como lo quieren hacer…” pero al mismo tiempo le ponen cortapisas al automovilista dizque para “desincentivar” el uso del automóvil. Y así por el estilo: se ven los efectos del “deslumbramiento” de muchos funcionarios de la nueva administración.

La nueva administración local, fiel a su estilo, ya hizo el consabido “show” o espectáculo de llegar por la mañana a la Alpujarra en bicicleta, trayecto que en promedio es de bajada si se considera la topografía local y surge la pregunta: ¿a la salida del trabajo a las 6 de la tarde o 7 de la noche, se va, de subida, en la misma bicicleta que curiosamente no tenía ningún sistema de luces de posicionamiento e iluminación? ¡Qué falta de sindéresis!

“Cambiando de tercio” es necesario entrar a analizar los nombramientos de Gerente de las EPM y de Hidroituango. Lo más importante es definir, en primera instancia, ¿Cuál es el perfil de capacitación y experiencia, adecuada a las funciones y responsabilidades de los cargos, que deben tener quienes aspiran a ocupar tales posiciones?  Lo mismo se aplica a los miembros de las respectivas Juntas Directivas. ¡Esto no parece claro! Además, se informa, a última hora, de los cambios en las vicepresidencias de las EPM y de la increíble rebaja de requisitos para ocupar 7 subdirecciones del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Amva.

Parece ser que: en el caso del Amva no se exigirán requisitos académicos y se rebaja la experiencia y trayectorias necesarias. En cuanto a los requisitos académicos, ¿la decisión tendrá que ver con la proliferación de toda clase de títulos de muy dudosa procedencia? Todo, dizque con el afán de disminuir el desempleo juvenil. Ojalá no se trate de otro exceso de demagogia y populismo, pero lo cierto es que las primeras actuaciones del alcalde local son, por lo menos, muy preocupantes.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

¿Quieres ser socio de la SAI?

Comunícate con nosotros y te brindaremos la información necesaria para que seas parte de nuestro equipo.