La SAI propone

La importancia de las conversaciones y de las buenas comunicaciones.

Apreciados socios de las SAI, amigos y favorecedores
Ahora que termina este año, bajos las señales de un país relativamente dividido, sujetos a las perturbaciones y tensiones originadas en las marchas de protesta que abundan en exigencias al gobierno y en las naturales limitaciones impuestas por los presupuestos disponibles, los tiempos necesarios para lograr el desarrollos de los proyectos, se me ocurre que es tiempo para que todos nosotros caigamos en la cuenta de lo importante que son las buenas comunicaciones y las conversaciones entre las personas y las entidades y el país.

Hemos estado participando, en representación de la SAI, en múltiples reuniones, conferencias y eventos, en los cuales se hacen rendiciones de cuentas, se presentan informes, se dan a luz pública planes y proyectos. Nada más esta mañana acabamos de tener una reunión de nuestra comisión académica con un nutrido grupo de decanos y de las facultades de ingeniería de nuestra región, en la cual la Secretaría de Infraestructura de Antioquia hizo un amplio recuento de las obras que se han llevado a cabo en nuestro departamento en los últimos años. Se tuvo la oportunidad de llevar a cabo un diálogo, rico en inquietudes y propuestas. En esta forma la SAI, las universidades y el estado tienen la oportunidad de conversar, de conocerse, de intercambiar propuestas.

Este esfuerzo de comunicaciones debe hacerse constantemente, para estar enterados; para sentir optimismo al conocer cómo avanzan los proyectos; para aportar ideas y propuestas; para sentirse comprometidos con las buenas prácticas y con el cambio favorable. La SAI quiere poner sus buenos oficios para servir de canal de intercambio de ideas y de flujo de conocimientos. Por ejemplo, como resultado de nuestra reunión de hoy, hemos quedado en organizar un encuentro sobre ingeniería del cambio climático, conjuntamente con las universidades, para plantear formas en las que nuestras profesiones, la ingeniería y la arquitectura, pueden entender mejor estos asuntos y participar en los múltiples proyectos y soluciones que se deben emprender para mitigar estos impactos que se ven venir y sobre los cuales crece la conciencia colectiva.

Hago entonces un llamado a encontrar en la SAI canales de comunicación y de conversaciones para enriquecer todas la agendas que tenemos pendientes en esta honrosa tarea de sacar adelante a nuestro país. Pero igualmente a que en nuestras familias, comunidades, empresas, grupos de trabajo, nos preocupemos por sembrar valores, por impulsar las buenas prácticas, por enterarnos de lo que acontece y para divulgar. Son ricas la ingeniería y la arquitectura en realidades y proyectos sobre los cuales vale la pena conversar, sobre los cuales vale la pena crear ambientes de compromiso colectivo y de logro colectivo.

Es nuestra responsabilidad contribuir con nuestros relatos y nuestras vivencias, a que no se apoderen la negatividad y la desesperanza de nuestro país.


Nuestros agradecimientos y nuestros mejores deseos.

Reciban en nombre de nuestra junta directiva y de nuestro personal y en el mío propio, nuestros agradecimientos por toda su colaboración, participación, aportes, compromiso y buena voluntad en este año que termina, que ha sido muy bueno para la SAI.

Reciban también nuestros deseos de felicidad y armonía personal, familiar y comunitaria en estos tiempos de Navidad. Y nuestro deseo por un excelente año 2020, lleno de amistad, de conversaciones, de proyectos y de logros.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

¿Quieres ser socio de la SAI?

Comunícate con nosotros y te brindaremos la información necesaria para que seas parte de nuestro equipo.