Locomotora de la infraestructura

Es innegable, porque así lo ha demostrado la historia, que la infraestructura o mejor el desarrollo de la misma es uno de los motores, ahora llamados “locomotoras”, que debe jalonar al país a una condición de mayor y mejor competitividad, aparte de ser, como también se ha mencionado en varias ocasiones, una gran fuente de empleo, especialmente del no calificado.  

El panorama antes descrito, que parece claro y simple, se ha visto enrarecido, especialmente durante los últimos años, por los constantes escándalos sobre los procesos de contratación pública, que han llevado al Estado a un detrimento patrimonial y han puesto a la economía ante la imposibilidad de poder contar con la oportuna infraestructura y de la calidad requerida para soportar su tan anhelado desarrollo.

Ante un panorama como antes descrito el interrogante pertinente es: ¿Hacia dónde, entonces, se deben dirigir todos los esfuerzos para garantizar que el Estado pueda arrancar la “Locomotora de la Infraestructura” y montar al país en el “Expreso del Desarrollo”  sin los constantes “palos en la rueda” generados por la corrupción?. Se escuchan propuestas.

¿Quieres ser socio de la SAI?

Comunícate con nosotros y te brindaremos la información necesaria para que seas parte de nuestro equipo.

Inscríbete a nuestras noticias