Ingeniería conceptual

Si bajo el concepto de ingeniería de consulta está el concebir y diseñar buenas soluciones para las necesidades de infraestructura, que tal si se la aplica a sí misma y en un ejercicio de auto reflexión propone soluciones para la problemática que en su conjunto está viviendo la ingeniería. Para iniciar el ejercicio se propone el desarrollo de un concepto que se encuentra perfectamente documentado y validado en el mundo.

Toda obra de ingeniería debe contar, dentro del desarrollo del ejercicio de planeación, con una etapa que se denomina “Ingeniería Conceptual”, esta etapa es el verdadero “pensar la solución” y los resultados de la misma deben ser sometidas a una estricta evaluación de pares, pero no con el ánimo de calificar las soluciones como buenas o malas o a su autores como competentes o incompetentes; su único objetivo es el de obtener la mejor solución como producto de una construcción colectiva.

A través de la ingeniería conceptual se puede llegar a la verdadera “Ingeniería de Valor” técnica multifuncional que se emplea en las etapas fundamentales en el proceso de diseño y que sirve para identificar y eliminar aquello que no genera valor agregado. Solamente cuando se tiene claro el punto de llegada se pueden identificar los mejores caminos y esto es exactamente lo que debe aportar la ingeniería en su concepto más amplio.

Nunca pensar podrá considerarse una pérdida de tiempo.

¿Quieres ser socio de la SAI?

Comunícate con nosotros y te brindaremos la información necesaria para que seas parte de nuestro equipo.

Inscríbete a nuestras noticias