Con la participación de cerca de trescientos asistentes se llevó a cabo el II Seminario sobre Carreteras de Montaña organizado por la Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos – SAI; con el desarrollo de una variada agenda académica que permitió abordar temas de gran interés para la ingeniería vial.

Transcurridos ya más de ocho meses del lamentable acontecimiento que se originó, para la ciudad, con la caída de la torre 6 del conjunto residencial SPACE es importante informar y aclarar a nuestros socios la posición asumida y mantenida por la Junta Directiva de la SAI. Desde el mismo momento en que se produjo el hecho la SAI manifestó públicamente su propósito de esperar los resultados de los estudios que necesariamente se deberían adelantar con el objeto de identificar las causas que originaron este desplome. A la fecha seguimos a la espera de conocer los resultados de la totalidad del estudio de la Universidad de los Andes, entidad que fue contratada por la Administración Municipal para identificar las causas que originaron el colapso de la estructura mencionada y también para evaluar el estado de otras edificaciones aledañas.

Colombia, “un Estado de Derecho”, tiene actualmente reglamentado su proceso de contratación a través de la Ley 80 de 1993, la Ley 1150 de 2007 y demás leyes y sus decretos reglamentarios.

La inquietud que, con gran sentido común, se plantean los ciudadanos es si al marco legal vigente, en que se sustenta la contratación, y dado los constantes escándalos que publican los medios de comunicación, le hace falta algo que evite la aparición de esa desafortunada variable llamada corrupción.

Distinto a lo que se puede llegar a pensar en principio, y esta es nuestra hipótesis, la corrupción no está en la legislación o la falta de la misma; la normatividad existente si bien no es perfecta podría considerarse adecuada. El problema está en “las actuaciones de quienes intervienen en la contratación estatal”.

Actuaciones por fuera de la misma ley, que en muchas ocasiones son inducidas por los beneficiados con las adjudicaciones de los contratos, constituyen el real origen de la corrupción.

En nuestro concepto ninguna legislación por más controles que tenga, y en Colombia sí que existen organismos de control, puede escapar a las manipulaciones que pueden hacer los responsables de su aplicación.  

En conclusión, la corrupción no es un problema que se presente por la falta de leyes, sino por la forma como se aplican las existentes.

Después de que una nación, en ejercicio de su sistema de gobierno democrático, escoge a la persona, que en opinión de la mayoría, es la más capacitada y apropiada para dirigir el país, el tema y la discusión sobre el resultado electoral se vuelve tema obligado. Sin embargo en esta ocasión eran tan parejas las fuerzas que se iban a medir en la elección del Presidente de Colombia, que muy bien podía afirmarse de antemano que independientemente del resultado, este no nos iba a sorprender.

En términos prácticos la ingeniería parte de la identificación de una necesidad y llega hasta verificar el uso apropiado de todos los elementos diseñados y construidos requeridos para satisfacer esa necesidad. La academia, pero sobre todo la razón y el sentido común dictan que identificada la necesidad deben encontrarse, a través de los estudios necesarios, la forma o formas más adecuadas de satisfacerse dicha necesidad. También establece la razón que lo lógico es escoger como solución la más favorable en términos de seguridad, eficiencia y economía. Acto seguido se continúa con la realización de los diseños e ingeniería de detalle y sólo cuando las obras se encuentran totalmente diseñadas será posible establecer sus verdaderos costos y el tiempo de ejecución, luego vendrá la ejecución física de la obra, su puesta en servicio, operación y mantenimiento. Un proceso apenas lógico para quien se ha formado como ingeniero.

No podemos seguir considerando que planear es una pérdida de tiempo y de recursos, sobre todo cuando la sociedad demanda de forma urgente la ejecución de las obras que realmente requiere. Pensar antes de actuar nunca será una pérdida de tiempo, ni de recursos.

¿Quieres ser socio de la SAI?

Comunícate con nosotros y te brindaremos la información necesaria para que seas parte de nuestro equipo.

Inscríbete a nuestras noticias