La SAI propone

Por: Tomás Castrillón Oberndorfer

O viceversa, es decir: ¿Del caos a la desesperación?, es lo que aparentemente está quedando luego de que se presentara la “contingencia” en el proyecto hidroeléctrico de Hidroituango.

En primer término, se vino una verdadera avalancha de comunicados por parte de EPM, para “mantener informada” a la comunidad, que culminó el pasado día martes 3 de julio, en una separata a dos páginas en el diario local El Colombiano, en donde se presenta un resumen del Proyecto con el subtítulo: “La esperanza sigue firme #Hidroituango Es Colombia”, en donde se destacan varias cosas: Primero bajo el subtítulo Operación, se informa;”EPM es socia y contratista. Junto con la Gobernación de Antioquia, el IDEA y otros accionistas minoritarios, conforman la Sociedad Hidroeléctrica Ituango”. Por esto la comunidad se ha mostrado muy extrañada por las repetidas voces de inconformidad del señor Gobernador. Además: ¿Si el contratista incurre en incumplimientos el dueño lo multa?

Se informa, además, bajo el Título: Panel de expertos, que “Acompañan al proyecto desde sus inicios expertos nacionales e internacionales..”, que amplían aparte cuando dicen que “Expertos que nos acompañan a partir de la contingencia” dan un listado sin definir en qué consisten los “acompañamientos”. También se mencionan a los integrantes del “Panel de asesores externos desde el inicio del proyecto”.

La comunidad no conoce los alcances de tales asesorías y “acompañamientos”, y si se agrega que la firma diseñadora del proyecto es Integral y la Interventoría está integrada por el Consorcio Integral-Sedic, no deja de causar mucha extrañeza que haya trascendido, “casualmente” en el inicio del puente festivo, la resolución de la ANLA.

Sin conocer también el alcance de dicha resolución, es muy inquietante la pregunta que hace el diario El Colombiano: “¿La orden de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) de suspender ciertas obras en Hidroituanto, es “un palo en la rueda”, en medio de la crisis o una medida de prevención adecuada para enderezar las fallas?”. Cabe además preguntar: ¿Cuáles fallas?

Al mismo tiempo, aparece el señor Gobernador manifestando por la TV local, que el informe del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos le causan muchas preocupaciones y que debe revisarse el proyecto, ojala por parte de una firma extranjera, y entonces se crea mayor zozobra en la comunidad: Es que la primera inquietud que surge es: ¿Apenas ahora, y debido a la contingencia, se va a entrar a revisar el proyecto? ¿Los diseños de Integral no fueron revisados en su oportunidad?

A todas estas, recordando que EPM es, a la vez, “socia y contratista” del proyecto, circunstancia cuyo origen no es del caso analizar en este escrito, pero si debe agregarse al hecho que han surgido muchas preocupaciones respecto al desenvolvimiento de las EPM, como, por ejemplo en el proyecto de la planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR. También en forma simultánea un reconocido columnista, experto en aspectos financieros, ha escrito en el diario El Colombiano una columna titulada EPM, en donde manifiesta que “El manejo económico de EPM los últimos años, no ha sido prudente” y que: “la situación de EPM no es crítica pero está muy cerca”.

Al final, en la separata de EPM se mencionan las “Próximas metas” para atender la contingencia actual, y se dice que están: “En estudio de la manera óptima para lograrlo”. Pero habría que agregar las “metas” que ha interpuesto la ANLA.

“Amanecerá y veremos”.

NOTA: Los artículos de nuestros socios son apreciaciones de carácter personal y no siempre es la opinión de la SAI como gremio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

¿Quieres ser socio de la SAI?

Comunícate con nosotros y te brindaremos la información necesaria para que seas parte de nuestro equipo.

Inscríbete a nuestras noticias