La SAI propone

Por: Tomás Castrillón Oberndorfer

El titular se refiere a que en las instalaciones hospitalarias, suelen aparecer avisos de esta naturaleza para resguardar el tratamiento de los pacientes enfermos, especialmente los que revisten de gravedad.

Ante los recientes fracasos que se han presentado en el desarrollo de la infraestructura local, se ha levantado la inquietud acerca de una “aparente” decadencia en el ejercicio de la práctica local.
Ciertamente es necesario aclarar que universalmente la ingeniería no está en crisis, sino que en el ámbito local si surgen muchas inquietudes relacionadas con la práctica local.

Asimismo ha sorprendido el “silencio” que suele acompañar a muchos de los desastres recientes. Silencio que muchas veces es cómplice, y permite que se sigan desarrollando anómalamente un proyecto, hasta que ya no hay posibilidad de dar marcha atrás o corregir.

Silencio que también suele acompañar en forma póstuma, luego de que se presenten los desastres, adoptando una posición de que “nada pasó” y que está influida por el “por ser vos quien sois” refiriéndose a ciertas entidades y empresas.

Estos silencios, provienen de entidades que van desde los Ministerios, pasando por las Superintendencias, y los entes de control, incluyendo a aquellos que deben ejercer por lo menos un control político: las Asambleas y los Concejos, llegando hasta las autoridades locales. También algunas agrupaciones profesionales se caracterizan por guardar este ominosos y sospechoso silencio.

Un ejemplo de actualidad, lo constituye el desarrollo de la Planta de Tratamiento de aguas residuales, PTAR, que desarrolla las EPM. Hace bastante tiempo se ha informado, entre otras deficiencias, del atraso que se presenta en su construcción y sin embargo:”Silencio, soledad completa calma”.

En cuanto a EPM, respecto al proyecto Hidroituango, se ha “decidido” ¿por quién? Esperar a superar la contingencia para emprender las investigaciones sobre las causas de la tal “contingencia”. “Amanecerá y veremos”.

Recientemente se derribó el edificio Bernavento, por amenaza debida a sus deficiencias estructurales y a que no era “repotenciable”. El embeleco de la repotenciación merece un análisis mucho más profundo. A los damnificados de tal desastre, solo les ha quedado entablar demandas contra los responsables directos de la construcción y la autoridad de índole local. Respecto a dicha autoridad local, es preciso reconocer que sus intervenciones han dejado mucho que desear, teniendo en cuenta que la principal responsabilidad del Estado es la de proteger “la vida, honra y bienes” de los ciudadanos. Con relación a las construcciones defectuosas, las autoridades locales se la han pasado tratando de endilgar las responsabilidades de un ente a otro, y, aparentemente, la gran preocupación es como van a cobrar las demoliciones. ¿Y los damnificados? que esperen diez o más años esperando que los tribunales les hagan justicia.

El proyecto de Parques del Río, ha sido objeto de muchas controversias. Indudablemente corresponde al “sueño febril” de la administración anterior, que ignoró las recomendaciones de gremios y desatendió el desarrollo y mantenimiento de los cerros tutelares. Como culminación de su gestión adjudicó, en forma apresurada, un contrato para la segunda etapa estando todavía “muy crudos” los diseños.

Para corroborar lo antedicho, esta “perla”: Respecto a la etapa 1b se informó recientemente, por parte de un funcionario local: “Cuando el proyecto fue licitado, se licitó por $ 161.000 millones, pero cuando HICIMOS LA REVISIÓN DE QUE CONTENIÁ, nos dimos cuenta de que parte del funcionamiento que son los equipos electromecánicos, de extracción de gases y de iluminación del soterrado, NO ESTABAN INCLUIDOS. El alcalde se ha comprometido a poner este dinero que son UN POCO MÁS de $ 100.000 millones y así SE HA IDO CUMPLIENDO”.

¡Silencio! Apague y vámonos.

NOTA: Los artículos de nuestros socios son apreciaciones de carácter personal y no siempre es la opinión de la SAI como gremio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

¿Quieres ser socio de la SAI?

Comunícate con nosotros y te brindaremos la información necesaria para que seas parte de nuestro equipo.

Inscríbete a nuestras noticias