La SAI propone

Por: Tomás Castrillón Oberndorfer

En materia de desarrollo de índole urbana, es muy común que se recurra a una serie de subterfugios y cortinas de humo para desviar la atención y ocultar los errores. Es entonces muy necesaria la autocrítica para evitar la repetición de las deficiencias. Localmente, en ocasiones, se ha desviado la atención mediante el otorgamiento de distinciones y premios de dudosa procedencia y merecimiento muy cuestionable.

Se presentan algunos casos de actualidad, aunque, por ejemplo, nunca debiera olvidarse el desastre que constituyó la montaña de basura que se desarrolló en una zona muy céntrica que llegó a constituirse en un asentamiento urbano: Moravia. Tampoco debe echarse en el olvido los casos de la Biblioteca España y los Parques Educativos.

Recientemente, se informó de la evacuación de viviendas en la zona rural del corregimiento San Sebastián de Palmitas, debido a las precarias condiciones de estabilidad. Aquí se manifiesta palpablemente la limitación de la llamada “PREVENCIÓN” de desastres, porque nunca fue capaz de prevenir la construcción de tales asentamientos en zonas evidentemente inestables. Esta situación se extiende a demasiadas zonas de ladera en todo el Valle de Aburrá.

En materia de desarrollos desordenados, se informó recientemente en la prensa local, que “Rodeo Alto espera que esta vez sí le cumplan promesas” refiriéndose a las vías de acceso, porque: “La movilidad es un dolor de cabeza para los habitantes de ese sector”, y cabe preguntar: ¿Cuántos más sectores están afectados por este problema de construir asentamientos sin desarrollar primero la infraestructura?

Respecto al embeleco denominado “Urbanismo Táctico”, se ha informado que: “El color del urbanismo táctico duró poco” y también que: “Materas golpeadas y destruidas, plantas secas, grafitis sobre los amoblamientos y decoloración en la pintura, componen el panorama actual”. Parece ser que, aparte de lo absurdo de la aplicación, se eligieron mal los materiales y ya se habla de “nuevos materiales y que se harían cambios”.¿Improvisación?

En cuanto a la continuada tragedia de los edificios multifamiliares mal diseñados, a raíz del problema del edificio Bernavento, se pregunta la prensa local: “¿Qué puede hacer Medellín para evitar otra tragedia como Space?”, pregunta que se extiende especialmente a los gremios relacionados con el diseño y construcción de ese tipo de infraestructura. En este caso se habla de 10 años de dudas y es evidente que la tan cacareada PREVENCIÓN, tampoco previno que se cometieran tantos errores. Se cuestiona mucho la pasividad de la autoridad local, a pesar de la pantallera intervención tardía y de la Superintendencia de Industria y Comercio. Respecto a este caso específico, y como “El concejo Municipal de Atención del riesgo solicitó el ACOMPAÑAMIENTO técnico de expertos de la universidad de los Andes, la comunidad se pregunta ¿Es que el todo e Valle de Aburrá, donde proliferan las firmas de consultoría, las universidades y facultades de ingeniería, no hay personal idóneo para dotar de tal ACOMPAÑAMIENTO a la autoridad local?

Recientemente, y para terminar, se informó del cierre de varios “establecimientos” de comidas rápidas en la zona de los Miradores de las Palmas, por serias limitaciones higiénicas, como era de conocimiento público. Si se trata dizque de un Mirador, en una de las rutas de acceso para ingresar a la ciudad es indudable su importancia turística y entonces, como desarrollo urbanístico: ¿Por qué no se construye un verdadero centro de orientación y acogida, con las debidas facilidades de higiene, suministro de alimentos, descanso e información para los turistas que llegan?

Estos pocos ejemplos, muestran que sucede lo que se describe muy bien, a la manera de los arrieros de antaño, afirmando, en materia de desarrollo urbano, que: “Si levantan la enjalma, aparecen las peladuras”. En otras palabras se recurre al muy usado en la politiquería: “Tapen, tapen”.

NOTA: Los artículos de nuestros socios son apreciaciones de carácter personal y no siempre es la opinión de la SAI como gremio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

¿Quieres ser socio de la SAI?

Comunícate con nosotros y te brindaremos la información necesaria para que seas parte de nuestro equipo.

Inscríbete a nuestras noticias